miércoles, 7 de diciembre de 2016

Puertos de Agüeria - Río Lindes

Un poco de Geología

  En los tiempos de las glaciaciones, los puertos de Agüeria estaban cubiertos por una masa
de hielo que desaguaba en la Foz Grande. Poco a poco el hielo fue retirándose del valle y ocupó únicamente la cabecera. La nieve que caía en las cumbres, descendía  por las tres canales que hoy conocemos como Cueva Palacios, Cimera y Bajera, formando tres lenguas glaciares que
se unían en el fondo. Cuando se terminó la época glaciar el valle quedó al descubierto, más
 o menos con la forma que tiene hoy en día.


Nacimiento del Río Lindes


En lo que al gran público se refiere, el río Lindes nace en la Vega del Nacimiento, pero el agua que
 aparece en dicha vega proviene de dos fuentes distintas, que manan agua
permanentemente durante todo el año.
  La fuente de la Salud, por fluir a más elevada cota ostenta por derecho propio el título de Nacimiento del Río Lindes. La encontramos a 1.640 m. de altura, subiendo para Cueva Palacios. En un terreno cuesto, rápidamente se forma un reguero que al recoger el agua de otras
 surgencias que bajan de los Joyos de Cueva Palacios, poco a poco va aumentando su caudal. Sólo dura unas docenas de metros, pues al llegar a la parte alta de la morrena, se vuelve subterráneo y no sale al exterior hasta la Vega del Nacimiento.



Cabecera del Valle de Agüeria



Fuente la Salud



Vega de Retuerto
La segunda fuente está en la parte más alta de la Vega  del Retuerto. A 1.540 m. de altura se encuentra una pequeña laguna de la que fluye un reguero que a medida que avanza por la vega,
recibe todo el agua que se filtra a través de la Cigacha, la Vega del Rebezo,
el joyo Colines y la canal Bajera.

En invierno, la Vega de Retuerto es un lugar solitario donde nunca encuentras a nadie.



Laguna de Retuerto
Esta pequeña laguna alberga una gran biodiversidad. Entre las plantas cabe destacar el Trébol acuático (Menyanthes trifoliata), la Potentilla palustris y el  Potamogeton natans.
Además, utilizan estas aguas para criar anfibios como el Sapo Común (Bufo spinosus),
el Tritón alpino (Mesotriton alpestris) y la Rana Bermeja (Rana temporaria). 

Cuando la nieve cubre la vega, el reguero se abre paso como puede.

A finales de abril, en cuanto se quita la nieve, explota la primavera y Retuerto se cuaja de
 Narcisos (Narcissus bulbocodium).



Al ser el terreno llano, el río forma balsas en las que bebe el ganado y encuentran su ecosistema perfecto el Trébol Acuático (Menyanthes trifoliata), la Potentilla palustris y la Veronica beccabunga.


El agua que brota en la vega forma un pequeño arroyo que desaparece por debajo de la morrena, donde se junta con la otra fuente.

Al final, todas las aguas provenientes del circo glaciar se juntan y aparecen en la Vega del Nacimiento al abrigo de un Salix cantabrica y un Serbal de los Cazadores (Sorbus aucuparia).


Vega del Nacimiento

En su primer tramo, el río atraviesa la vega formando pronunciados meandros. 

A mediados de junio, se convierte en un río de flores.


Son tres las especies predominantes que le dan color al río:

El amarillo lo pone la Caltha palustris


El violeta la Cardamine raphanifolia


Y el blanco de los Ranunculos acuaticos


Al final, todo es pastado por el ganado y es necesario esperar al próximo año para volver
a ver el espectáculo.




Son muchas las especies que podríamos nombrar en la vega, continuando con aquellas que prefieren las zonas encharcadas, tenemos las plantas de llamarga. En ellas podemos encontrar flores tan llamativas como la  Swertia perennis,  Dactylorhiza maculata,  Pedicularis mixta y
 Eriophorum latifolium.
Entre las rocas de la morrena que rodean la vega, el número de especies se dispara.
 Por mencionar alguna diré que allí vive la Azucena silvestre (Lilium martagon) y
entre los arbustos el Agracejo (Berberis vulgaris), el Rhamnus alpina  y  el
Grosello (Ribes petraeum), además de algunas especies de Rosal Silvestre.


Después de recorrer este pequeño vergel, el río sale de la vega y se dispone a atravesar el valle.





Sigue su curso buscando la parte baja del valle. En su recorrido podemos observar especies arbóreas como el Acebo (Ilex aquifolium),  Tejo (Taxus baccata), Espino albar (Crataegus monogyna), Abedul (Betula celtiberica), Haya (Fagus sylvatica), Mostajo (Sorbus aria), Serbal de los cazadores (Sorbus aucuparia) , Salguera cantábrica (Salix cantabrica), además de infinidad de plantas típicas de estos lugares.



Atraviesa un tramo con una cierta pendiente donde se forman torrenteras y pequeñas cascadas.




Cuando llega a la parte baja del valle, el terreno se vuelve más llano y  discurre
entre praderas y acebos.




Al final, el río sale del valle y se precipita en la Foz Grande.


Mientras avanza por la Foz Grande, poco a poco se va metiendo en el hayedo, dejando atrás los Puertos de Agüeria.


7 comentarios:

  1. Una entrada muy trabajada, rica en información y con unas fotografías, que a un habitante del sur como es mi caso, mueven a la envidia

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo. Texto y fotos describen perfectamente la esencia de ese paraíso en los puertos de Agüeria. !! Me encanta ¡¡. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada Ignacio. Esta primavera no pasa sin que visite ese puerto tan desconocido para mi. La flora primaveral que muestras es de lo mejor que he visto en Asturias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Que ganassssss y a la vez que suerte de que aún me queden lugares como este por conocer!. Gracias, Ignacio.

    ResponderEliminar
  5. ¡ Que preciosa es Asturias ! Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Quería decirte que estuve viendo todas las plantas del blog y son todas preciosas. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos, celebro que os haya gustado. Saludos.

    ResponderEliminar